sábado, 20 de enero de 2018

BLACKSAD DE JUANJO GUARNIDO

EL GATO VESTIDO
 
Autor: Juanjo Guarnido. Título: Blacksad. Algún lugar entre las sombras. Lugar:  Centro de Historias de Zaragoza. Fecha: Hasta el 11 de febrero.
 
El cómic se ha convertido, por la calidad que han adquirido los trabajos publicados, en una novedosa expresión plástica, que hunde sus raíces en la transformación intelectual que se le aplicó en los sesenta. Es una forma popular de abordar la representación visual, ágil, cercano al público de lectura fácil, envuelto en fantasía. Sus imágenes son las auténticas portadoras de la historia, crean el clímax de la acción, relatan el entorno, describe la psicología de los personajes, centrando el texto en los elementos que definen el tiempo, la conclusión de cada escena. Pertenece a la iconografía pop, arte directo, sin contemplaciones y elucubraciones artificiosas del artista, que conjuga la literatura y la imagen. El dibujo es el soporte del relato, le da fuerza y carácter.
Juanjo Guarnido es un granadino, de Salobreña, cuya habilidad con la viñeta hace posible transformarla en arte. Posee ingenio al contar la historia en el dibujo, surgido de sus trazos recios, que al ser finalizada la imagen aparece como silueta pulida, de sensación sólida, enmarcado el gesto en su movimiento congelado a punto de ser roto. Crea la sensación del momento gracias al cromatismo de sus figuras. Color intenso, de gamas industriales, combinado en un juego de contrapesos, cuando los tonos son grávidos, y en un vaporoso fluir cuando los sutiles toman asiento en el conjunto. Todo ello conforma un intenso juego de colores, de ligero transcurrir. Comprime el color cuando quiere someter la escena a una tensión agobiante, o lo esparce si quiere relajar el entramado descrito. Todo esto hace que su trabajo posea un gran atractivo visual, solo por presentar de forma armónica las gamas usadas. Su personaje, gato persona, es original, está dotado de vida propia, de humanidad, sabiendo además proyectar un guion denso en sugerencias.
Este autor posee elegancia en el trazo, calidad en el cromatismo aplicado, consiguiendo elevar una simple viñeta a pieza artística.





 

domingo, 14 de enero de 2018

EXPOSICIÓN EN LA SALA ZAIDA

EL REY DESNUDO
 
Autores: Manuel Castillero Ramírez y José Luis Muñoz Luque, José María Serrano Carriel y Noé Serrano. Título: El rey desnudo. Lugar: Sala Zaida. Fundación Caja Rural Granada. Fecha: Hasta al 13 de enero.
Es una propuesta fresca, acertada y de buen nivel técnico. Cuatro autores se unen bajo el nombre de El rey desnudo, para, de forma similar al cuento El traje del emperador, relatar la inconsistencia de un tipo de representación plástica que se presenta como novedosa, emergente, actual e icono de la creación más avanzada. Nos dicen que este tipo de creación es inconsistente, está vacía, no presenta nada, solamente conceptos, teorías estéticas sin resolver en forma tangible, donde prevalece más el texto explicativo que la expresión artística. Y yo añado, es una forma de representación escénica, es otra cosa, que quiere ser un producto plástico pero se queda en mero escaparatismo, donde el autor se disuelve en la colectividad, perdiendo el arte su función mágica.
Los cuatros artistas están unidos por la figuración, sea dibujada o moldeada. La fantasía es la imagen que trasladan a cada una de las piezas, realizando una instalación llena de belleza, sorpresa, magia y excelente dominio técnico.
Manuel Castillero Ramírez, José Luis Muñoz Luque, y los escultores José María Serrano Carriel y Noé Serrano son los miembros de este grupo.
José Luis Muñoz muestra un dibujo limpio, exacto, que rompe el blanco del lienzo con precisión matemática, adentrando al observador en un mundo anguloso, cortante por sus rectas y vértices, misterioso en sus círculos y arcos, sometido todo a la razón matemática. En un entorno deshumanizado, en el que la luz todo lo invade, pues quiere ver lo que ocurre en cada rincón. El hombre en su soledad aparece en cada una de sus obras.
José María Serrano Carriel y Noé Serrano, nos ofrecen unas esculturas altamente elaboradas, en las que reflejan seres surgidos del trasmundo, del espacio extraordinario, donde se rompe la lógica y sucede lo inaudito. La imaginación sienta su fuerza en cada una de sus composiciones, configurando entes imposibles, terrores, quimeras, fuerzas de la mente mítica del colectivo humano.
Manuel Castillero Ramírez posee un estilo de intensa raíz clásica que organiza en modo actual, llevándolo a una estética de profunda reflexión intelectual. En ella establece un diálogo entre lo humano y la técnica, la belleza y el diseño, la decoración y el elemento útil. Resuelve muy bien esta confrontación, sin elementos innecesarios, y de esta experiencia obtiene imágenes de gran atractivo visual.
Los cuatro autores poseen calidad, impulso y una larga trayectoria profesional prometedora de éxitos, en el dinámico espacio pictórico.






















 

miércoles, 10 de enero de 2018

RECORDANDO A FEDERICO CASTELLÓN

 
EL MUNDO DE F.CASTELLÓN
 
Autor: Federico Castellón (Alhabia, Almería,1914 - Nueva York,1971), conocido también como Fred Castellon en EE.UU. Lugar: Galería Acanto. Almería. Fecha: Hasta el 21 de enero.
 
El sexo y el tiempo están unidos en la obra de Federico Castellón, reflejados en piezas de intenso desasosiego, mirada ácida y expresadas como evocación onírica. El autor se introduce de esta forma en el laberinto del subconsciente, lugar desde donde se ejercita el control de los impulsos que modelan la voluntad.
Este artista, original de Almería, realizó toda su producción artística en Nueva York. Desde un incipiente realismo se introdujo de lleno en el surrealismo, en el que recorrió todos sus vericuetos, explorando sus rincones oscuros, los espacios mágicos, los campos luminosos, las tinieblas de los recuerdos, el dolor de las pasiones. Amplió su capacidad creativa a otros estilos, predominando el simbolismo, sin olvidar el fuerte sustrato surrealista en su producción plástica, logrando configurar un estilo personal, fuertemente marcado por el gusto estilístico que desarrolló las vanguardias del siglo veinte. La figuración nunca fue abandonada por el pintor, trabajándola en todas sus deformaciones, extrayendo la esencia que da forma intelectual a los seres y cosas representados.
Federico Castellón ejecutó una obra soberbia, de expresión punzante, descarnada, impregnada de sus fobias y desafíos, mostrando su repulsa a una sociedad con la que no compartía sus gustos, pero paradójicamente disfrutaba de sus encantos. Ese enfrentamiento cognitivo se plasmó en todas sus composiciones, primando el sexo como libertad, autoafirmación, crítica, representación de la misión placentera de la existencia, mostrando además, agobiado por el futuro guardado por las Parcas, miedo al tiempo. Origen y fin están unidos en su producción artística, expuestos con sarcasmo, denuncia, y ariete rompedor de la moral imperante.
En otras piezas es seducido por la cultura oriental, su aceptación del devenir, el ritmo pausado de su presente circular.
Sea en óleos, grabados o papel, construyó un universo propio, donde el trazo es profundo, amplio, autoafirmándose, a veces con furia, el artista en sus convicciones. Cuando opta por el color lo hace con profusión de cromatismo grávido, en otras piezas describe ambientes grises, relatos del averno, en el que los seres se estilizan , o se comprimen, en una danza infinita, transcribiendo el escenario donde actúan.
Federico Castellón posee una obra de fuerte expresión visual, recia, cuya temática puede gustar o no, pero sin embargo le confiere unas señas de calidad, y maestría, que lo sitúan entre las grades figuras de la Pintura española del siglo pasado.
 
 




viernes, 5 de enero de 2018

ACUARELAS DE ÁLVARO CASTAGNET EN LA GALERÍA TRINO TORTOSA DE ALMERÍA



TRANSCURRE LA VIDA


Autor: Álvaro Castagnet. Lugar: Galería Trino Tortosa. Almería. Fecha: Hasta finales de enero.

Plasma el pintor el ambiente, en toda su voluptuosidad, cuando triunfa el esplendor de las horas felices. Así es la obra de Álvaro Castagnet, artista uruguayo de reconocido prestigio internacional, el cual muestra el dominio técnico alcanzado en sus acuarelas. En éstas trasciende el manejo del agua en el color, creando piezas de gran materialidad cromática, en la difusión de las tonalidades, que en medio de su halo se concentran en manchas que recuperan la imagen, atravesando un campo luminoso.
Recrea espacios urbanos, amplias avenidas, gente anónima, movimiento, tránsito permanente, así como lugares de encuentro, confidencias, diálogo, acogimiento. En los primeros describe un mundo cambiante, organizado, diáfano, destacando el deslumbramiento constante que ejerce la gran urbe en los visitantes. Mas la rutina imprime su presencia, en cada una de las calles. En los salones refleja el calor del contacto, el tiempo inmutable, donde fluye un aire de pereza y oposición al cambio. Con ambas temáticas expresa el artista la tensión introducida en toda su obra, en el enfrentamiento entre la tecnología y la persona. Es una tensión suave, susurrante, cuyo conflicto no supera la puesta en escena, pues ambas partes se amoldan y habitúan entre sí.
Poseen sus cuadros dinamismo vital plasmado en cada una de sus manchas, logrando así generar un relato inquieto de color en la retina, que se deshace tras su contemplación para generar una estampa sosegada en el recuerdo.
Controla la disposición de los tonos cromáticos, su mezcla, la oposición entre densidades y contrastes, jugando con sus efectos para conseguir describir la imagen pensada, que aparece como primera visión vacilante en la mirada.
Las piezas expuestas en esta galería nos muestran una excelente calidad plástica.









EXPOSICIÓN DE GALÁN URRÉJOLA EN CÁDIZ


RUTINA, FUERZA Y BELLEZA

Autor: Ricardo Galán Urréjola. Título: Sobre la naturaleza, el mar y la ciudad. Lugar: Galería Benot. Cádiz. Fecha: Hasta el 10 de enero.

Es una obra de cromatismo intenso, abigarrado, que se rompe al rozar los distintos tonos entre sí, momento en el cual se escapa la sustancia que da cuerpo al color impreso en la pieza. Ricardo Galán Urréjola sigue apostando por una línea de pinceladas barrocas, espesas, para recrear el murmullo sensitivo, que la rememoración de la imagen plasmada suscita en el recuerdo. El trabajo mostrado en esta ocasión centra la mirada en tres factores que dirigen la vida actual: el orden de la ciudad, la fuerza rompedora de la Naturaleza y la espontaneidad de la creación.
En la primera refleja el devenir de la urbe, sometido a la rutina grisácea, y azulados fríos, que rigen las horas. El orden que se quiere imponer en la sociedad es roto continuamente por el tránsito constante, más siempre quedan perennes las construcciones que dirigen toda la actividad, acotan el horizonte. Son piezas de poderoso dinamismo visual, descritas por manchas que quieren plasmar la rotundidad de las formas.
En los paisajes marinos se quiebra el color, surgen rayos de esperanzas, en el combate azaroso entre la fuerza del mar y la huella del hombre. Transmite tensión, energía, en un halo romántico que envuelve toda la composición. Es una ebullición de tonalidades que quieren surgir y se agotan en su intento, dejando abierta, en el azul verdoso y dorado, las posibilidades de percibir todas las posibilidades de la luz.
En sus lienzos donde representan el mundo vegetal en el fulgor de su existencia, el pintor desarrolla una sensibilidad exquisita, sobre fondos crema, rosáceos, violetas, brillos verdosos y colores ocres. No se definen completamente sobre el fondo puesto por el artista, que da unión al conjunto y transmite elegancia y serenidad en la contemplación.
Ricardo Galán Urréjola comunica la lucha por la existencia, en todos sus tiempos sensitivos. Propone una obra de calidad y apreciable peso estético.














 

miércoles, 3 de enero de 2018

IGNACIO TOVAR EXPONE EN EL CAC DE MÁLAGA


EL SUSURRO Y LA PASIÓN
 
Autor: Ignacio Tovar. Título: Cantándote bajito. Lugar: CAC de Málaga. Fecha: Hasta el 21 de enero.
Suple el color la voz, traduciendo sus inflexiones, quejíos, ritmo fluctuante, pasión y fuerza en sus notas cromáticas. E incluso sintetiza el compás del canto y danza en su declinación de tonalidades varias. Esta es la propuesta de Ignacio Tovar, que apuesta por una expresión abstracta como lenguaje primigenio del arte flamenco, trasladando su esencia a sus trazos impresos en el lienzo. Son trazos intensos, profundos, cuando lo requiere la nota musical o el gesto de la danza, y suaves, anhelantes y parsimoniosos, al ser convertida en una entonación susurrante.
Consigue el pintor relatar el cuerpo contenido en el cante jondo en cada una de sus composiciones, desarrollado como líneas sinuosas, que recorren, surgidas del vacío en la penumbra que busca la intimidad, la superficie del cuadro, para perderse tras sus curvaturas azarosas en el infinito de la memoria, marcando en su estela la proximidad del volumen de la voz, que quiere representarse suave, entonado al oído, cantando bajito, como dice el autor.
Predominan los tonos azulados, violáceos y verdes, en cada una de sus obras, siendo los destellos grávidos quienes marcan la acción del cante, más aún, el sentimiento roto por la pasión azarosa, que se disuelve en la voz y el baile, dejándose llevar por el trayecto caprichoso, preso del ritmo, impulso del alma. Ignacio Tovar lo describe así en sus campos de color, de topografía accidentada por colinas, que reflejan la corriente provocada por el estremecimiento del arte transcrito en cada pieza. El artista se reitera en la abstracción, como lenguaje auténtico del interior del alma humana.
 







 

domingo, 31 de diciembre de 2017

LOS JARDINES DE LUIS MANUEL FERNÁNDEZ

RECURDOS DE UN TIEMPO FELIZ

Autor : Luis Manuel Fernández. Título: Jardín místico. Lugar: Galería Félix Gómez, Sevilla. Fecha: Hasta el 19 de enero.
El jardín es la representación del Edén, del misterio, tesoro de los arcanos de la memoria de la época de oro. Este es el tema central de la exposición de Luis Manuel Fernández, el cual prosigue en su aventura plástica en pos del rastro de la magia contenida en los jardines, sustancia romántica, metafísica de la mirada, lugar de sosiego, reflexión y ensueños, paraíso y entorno bucólico, espacio para liberar la fantasía.
El pintor posee una destreza técnica de excelente calidad, la cual reproduce su pensamiento en las piezas pintadas, trasladando la mirada del observador a otras realidades ajenas a la contingencia temporal.
Luis Manuel Fernández aplica un cromatismo que se desvanece en el cuadro, superando los límites del dibujo, para aparecer como mirada difusa, presa de la bruma, de la luz decadente de las horas fronterizas del día. Recrea con sus grises, violáceos, azules, más algún verde, un escenario presto a ser inundando de seres imaginarios, expresión mental de las fantasías que ocupan nuestra memoria.
El pintor ordena el color, lo agolpa en cada uno de las porciones de los lugares del lienzo, dotándolos de una adecuada densidad, para recrear el entorno figurado, la poesía de la mirada, la sorpresa buscada al recorrer la superficie del cuadro.
La obra de Luis Manuel Fernández atrae y gusta en su contemplación.
 

 

jueves, 28 de diciembre de 2017

RUIZ BLANCO EXPONE EN LA GALERÍA BENEDITO DE MÁLAGA

POESÍA EN EL MUNDO DE LOS FÉRREOS

Autor: Juan Manuel Ruiz Blanco. Lugar: Galería Benedito. Málaga. Fecha: Hasta el 11 de enero de 2018.
 
El realismo traspasa el color y se convierte en magia, al visualizar la obra de Juan Manuel Ruiz Blanco. Este artista recrea sus composiciones en los espacios ciegos a la mirada rutinaria, profundizando en la geografía de lo sencillo, para crear historias que conectan con la imaginación feliz de la niñez. Crea un contrapunto, en la escena observada, que rompe la descripción racional de lo visible.
José Manuel Ruiz Blanco centra su mirada en la piedra y el agua, en el charco, y paisajes marinos, que contienen un espacio inexplorado en su conjunto, mundo lleno de fantasías, de líneas irregulares, formas curiosas, reflejo en los minerales de la fuerza de los elementos, de la energía y el tiempo. Sus piezas atrapan al espectador, pues son campos donde juega la ensoñación, dialoga el visitante con la perennidad de lo creado. En ellas nos muestra el pintor su calidad plástica alcanzada. Éste no se limita a la reproducción fiel, sino que la aliña con un velo cromático, que le da sustancia pictórica, ayudando a crear un entorno extraordinario, sobre un minúsculo espacio insignificante al transcurrir cotidiano. Es un trabajo, el ofrecido en esta muestra, rico en tonalidades, donde las gamas azulinas cubren el conjunto, para disiparlo en un aparente equilibrio de colores. Rompe la monotonía a veces con el muñeco inesperado, que se convierte en actor de las aventuras desarrolladas en el juego mental. Nos indica que en cualquier trozo de la realidad podemos encontrar la sorpresa, proponiéndonos la mirada de la inocencia.
Su producción es sólida, reclamando su valía en un escenario artístico a la deriva, superando el concepto, enfrentándose felizmente a la tecnología audiovisual, pues introduce sorpresa y radiaciones en el cuadro. José Manuel Ruiz Blanco canta la importancia de la imagen poética en el mundo de los férreos, sujeto a la técnica.