jueves, 16 de noviembre de 2017

LA NOSTALGIA DE KATARZYNA PACHOLIK

LA BRUMA Y LA MEMORIA

Autora: Katarzyna Pacholik. Título: Nostalgia. Lugar: Palacio de los Condes de Gabia. Fecha: Hasta el 19 de noviembre.

Días de ceniza, envueltos en el tiempo íntimo de la melancolía, se reflejan en la visualización de la obra de Katarzyna Pacholik. La artista conjuga dos cualidades, la sensibilidad de su mirada cuando atrapa en sus fotografías las imágenes deseadas, y la idea que organiza su instalación. Esta es una propuesta en la que la autora exhibe un relato plenamente sensitivo, indagando sobre la esencia del recuerdo, iniciando un viaje temporal hacia las brumas del pasado, en cuyo trayecto se suscitan afectos, vivencias, conversaciones… ecos del pasado. Todo ello provoca la eclosión en el espectador de imágenes difuminadas, que reviven épocas sumidas en la memoria de los años, generando sentimientos nostálgicos que le inducen a la ensoñación, liberándose del dictado de los momentos fugaces de la realidad. Consigue Katarzyna Pacholik este efecto, demostrando su capacidad de escenificación plástica, gracias al acierto de las piezas dispuestas, unas creadas y otras rescatadas, y a la composición estética que provoca el rapto de los momentos danzantes.
Es una historia en imágenes, que trasciende la literalidad para introducirse en espacio del recuerdo, creando situaciones donde se desborda un barullo de ideas, historias pasadas y sensaciones que sumen al observador en el relato expuesto.
Katarzyna Pacholik estructura una obra sobre el vago fluir de la rememoración imprecisa, en un ambiente tranquilo, silencioso, personal y de intensa impregnación de metafisíca poética. Es un trabajo bien concluido, libre de elementos fútiles, de claridad y limpieza en su contemplación. Consigue un resultado interesante, cimentado sobre un diálogo suave, provocando un poderoso influjo en el espectador.














martes, 14 de noviembre de 2017

RAFAEL CATALÁ EXHIBE SU ARTE EN GRANADA


LARGO TIEMPO AL PINTOR

Autor: Rafael Catalá Alcón. Título: Los pasos andados. Lugar: Galería Ceferino Navarro. Fecha: Hasta el 16 de noviembre.

Largo tiempo al pintor, crea sin cesar, indaga en la esencia de la materia, busca comprender su naturaleza. Rafael Catalá, Catellón de la Plana, 1929, profundiza en el sentido de la forma, descifrando los enigmas que la representación de la imagen encierra. Es un artista de trazo preciso, detallista, habilidoso con el pincel cuando cabalga sobre el ágil dibujo, elegante en su ejecución. Bastantes exposiciones ha tenido este artista en Granada, mas siempre enseña un destello nuevo, fruto de su experiencia plástica. Rafael Catalá posee en su mirada el signo de la duda, que le provoca interrogantes sobre como definir la imagen en un cuadro, reflejo de lo tangible, existencia mostrada por la presencia de las cosas.
En esta exposición dialoga con la geometría de las formas, la comprensión de lo visible a través de la información de la luz y la emoción añadida por el espectador. Sus composiciones no carecen de vida, sino al contrario, dentro de su reposo inducen aprehensiones de vivencias pasadas, la huella de los anteriores moradores, o dueños de los objetos en el cuadro representado. En sus piezas queda grabada la idea que la memoria siempre permanece, construyendo un relato en su obra, donde el espectador refleja sus sensaciones.
Rafael Catalá supera el detalle, pasa de largo de la filigrana pictórica, centrándose en esta ocasión en la solidez de los objetos, su consistencia, en la plasmación de la gravidez en la comprensión de las formas, estando presente el estado de ruptura por el equilibrio inducido en sus composiciones. En su conversación con la luz hace que ésta se abra a todas sus posibilidades, fugándose las claridades del espacio enmarcado, concentrándose en su cara más íntima.
El conjunto mostrado en esta exposición nos enseña la sabiduría adquirida con los años de oficio, la maestría y calidad de las piezas concluidas. Hunde su trabajo en el trasmundo de la Pintura, en pos de la magia que encierra.




















lunes, 13 de noviembre de 2017

LOS SEDIMENTOS DE ANA VAREA

MEMORIA EXTRAÑA

Autora: Ana Varea. Título: Sedimento. Lugar: Facultad de Bellas Artes de Granada. Fecha: Hasta el 2 de noviembre.

Hay exposiciones que se organizan como una representación escénica, en la cual el visitante actúa como espectador y actor azaroso de una historia compartida. Es una puesta en escena sensitiva, intimista, personal, donde existe un diálogo íntimo entre el espectador y la instalación, concluyendo en una reflexión final sobre la idea que se quiere desarrollar.
Ana Varea presenta una propuesta compuesta de siete piezas estructuradas como instalación, dispuestas dentro de un recorrido visual que aproxima al observador al mundo rural, a otras épocas de campo y cosechas, en una vida conectada con la tierra y tradiciones permanentes. Para ello explora en el desván de la memoria, incorporando imágenes y objetos de fuerte significado en la comprensión de su obra. Este es un proyecto iniciado en el año pasado, dentro de la investigación de expresión visual llevado a cabo por esta creadora plástica.
En el relato de la artista se desprende la ruptura de nuestra sociedad con su pasado más próximo, la pérdida de tradiciones y costumbres, sometida la persona a un presente inseguro, en busca de nuevos valores donde aferrar su existencia. En las fotografías de seres anónimos se refleja resignación, soledad, esperanza por un nuevo cambio que se avecina, lleno de sueños y promesas, en un entorno donde se comparte por igual sufrimiento y felicidad, inocencia y pasiones ocultas. La conclusión se encuentra en la respuesta de cada visitante, en el tipo de nostalgia o recuerdo suscitado.
La propuesta de Ana Varea es interesante por la diáfana presentación de sus piezas, que hablan por sí solas, en un conjunto inteligentemente estructurado. Es un estudio audiovisual que se convierte en imagen artística.



















martes, 7 de noviembre de 2017

DON PÍO BAROJA EN ARQUILLOS




Torre del reloj de Arquillos (Jaén, España) Año de construcción 1884

Pío Baroja en “Desde la última vuelta del camino” nos habla de la Torre del reloj de Arquillos (Jaén) y su encuentro con el veterinario de este pueblo, cuando buscaba información sobre las aventuras del general carlista Gómez, así como de los hechos ocurridos en la captura del general liberal Riego. Este veterinario se llamaba Andrés Juan Toledo Eisman, y era tío abuelo mío.

Su llegada a Arquillos le da pie para recordar el prendimiento del general Riego que tuvo lugar aquí en 1823. Se detiene en la plaza, en la que se eleva su torre de piedra con un gran reloj, e inicia un breve diálogo con un jinete «de buena pinta», quien accede a ser fotografiado y le indica la casa del veterinario, hombre conocedor de historias antiguas. La sordera de éste le obliga a comunicarse con él por escrito, para corroborar lo que ha constatado en otros lugares de España: no tiene conocimiento del paso del general carlista por estos lugares. Pero sí, en cambio, le aporta algunos detalles sobre la prisión de Riego en el cortijo de Baquerizones, acción en la que tuvieron mucho que ver dos personas: un tal Guerrero, de Torreperogil, y otro de Vilches, llamado López Lara.





domingo, 5 de noviembre de 2017

CUANDO UNOS DICEN ALHAMBRA OTROS DICEN ZEN


EN EL LABERINTO ZEN

Autor: Michiel van Nieuwland. Título: Cuando cavo un hoyo, levanto una colina . Lugar: Galería Arrabal y Cía. Fecha: Hasta el 2 de noviembre.

La mirada se pierde en los recorridos laberínticos impresos en papel de arroz, repitiendo de forma infinita el trayecto impuesto, en cada una de las unidades que componen la obra, más el autor introduce una diferencia en alguna zona de la superficie, lo cual genera multiplicación del plano en la mirada, sugerencia variable según el momento de la observación, tensión transmitida al conjunto diseñado. Michiel van Nieuwland es un experto grabador, que muestra su producción en linograbados. Difícil empresa la ejecutada, con aérea pulcritud y hondo significado expresivo.
El creador plástico usa esta técnica no como fin, sino como medio de meditación, abstracción absoluta en el trabajo repetitivo, agotador, que libera el pensamiento, rompe la lógica, encontrándose con su yo. Es una meditación zen, un mandala en el cual se repite un mantra sin cesar, impregnando el artista una imperfección, su huella personal, donde se refleja el informe mundo del subconsciente. Traslada su esfuerzo condensado en el grabado en los papeles tintados, constituyendo éstos el recuerdo de su ejercicio, destello obtenido tras el tortuoso proceso de meditación a través de la construcción de su obra. El espectador descubre la imagen obtenida, se confunde en ella, deambula por sus recovecos, haciéndose partícipe de la aventura del autor. El trabajo de M. van Nieuwland presenta un vocabulario cíclico, repetitivo, letanía sin fin, invocando el universo inabarcable, su grandiosidad, donde el ser humano no es nada, es parte, se funde en su torbellino. Y en este viaje descubre cada vez perspectivas nuevas, pues las piezas hablan con el observador, tienen vida, que se deshace para proponer una nueva entidad.
Es un trabajo de sólido planteamiento, intelectualmente profundo, de un ágil manejo del lenguaje visual y depurada técnica grabadora, mas se diferencia del resto por la gracia compositiva poseída por M. van Nieuwland.







miércoles, 1 de noviembre de 2017

CARMEN GONZÁLEZ CASTRO EXPONE EN SANTA FE

EL CANTO DEL CISNE

Autora: Carmen González Castro. Título: Introspectiva. Lugar: Centro Damián Bayón (Santa Fe) Fecha: Hasta el 3 de noviembre.
 
Carmen González Castro reflexiona sobre el poder de la imagen, mostrando un trabajo fresco, de sólida estructuración, de excelente acabado técnico y sugerente mirada compositiva.
Esta pintora recrea su obra en la mitología griega, en el mito de Leda y el cisne, el héroe y los dioses olímpicos. Esta temática es un pretexto, soporte para poder trasladar su idea a un vocabulario visual, a través del cual explica la trasformación permanente, el engaño de los sentidos, el mundo oculto que subyace tras el espéculo de la luz reflejada. Carmen González Castro realiza una propuesta interesante, rica en colorido, cuya contemplación atrae y acoge con suavidad, sometida la mirada a un viaje sensitivo cargado de sensualidad, desafíos mentales, y gozosa visualización de las piezas expuestas. La artista utiliza un buen dominio del oficio, una inteligencia estética brillante, para componer obras de conclusión equilibrada. Color, forma, temática, ingenio se conjugan en su producción plástica, organizada a través de la anamorfosis presente en todos sus cuadros. El resultado es una instalación que recorre caminos anteriores, pero alcanza nuevos lugares que explorar, exprimiendo las posibilidades de la figuración en el mundo de la expresión artística.
La pintora ofrece un conjunto de excelente acabado visual, buen dominio técnico, y una profunda inteligencia, fin último de la muestra, ya que describe el engaño de la percepción, el cambio de la imagen según la perspectiva de la mirada, el mensaje oculto tras el razonamiento rutinario, el cual se pierde en lo que se supone debe ser, organizando la lógica una realidad aparente.
Más no puedo escribir sobre Carmen González Castro, pues posee calidad y soltura plástica.