martes, 14 de febrero de 2017

LOS SIGNOS DE JAVIER ALGARRA



EL USO Y EL TIEMPO

Autor: Javier Algarra. Título: Huellas que son signos. Lugar: Palacio de los Condes de Gabia. Fecha: Hasta el 22 de abril.

 

El fotógrafo no prepara la escena sino que la intuye, extrayéndola de la realidad para convertirla en objeto de observación, adquiriendo propiedades que en su contexto están difuminadas por la atracción de otros elementos que ciegan su presencia.

Javier Algarra rescata del olvido de la mirada la imagen intrascendente, sencilla, fugaz, carente de interés por sí sola. La recoge de la oscuridad de la visión consciente y propone como objeto de arte creado por el azar, los elementos o la acción humana, dejando todos su impronta, el uso y el tiempo. La convierte en pieza abstracta obtenida de los detalles de la realidad, centrando la visión del espectador, que enfrentado ante los múltiples detalles descritos en su faz se adentra en un espacio de reflexión, y encuentro, sobre la sustancia trascendente, que se descubre en el transcurrir de la rutina cotidiana. Se convierten sus instantáneas en puntos de fuga de las ataduras materiales, queriendo desvelar el ojo, en su aventura exploratoria, signos del halo extraordinario que acaricia con su paso los sentidos, brotando la emoción ante el presentimiento del descubrimiento de las huellas de su resplandor. Sólo así es como se puede describir el sentido de la obra de Javier Algarra, recopilación de estampas reconocibles en muchas obras de la pintura. Limpia la mirada de lo verdaderamente accesorio para escoger la pieza artística. Pero el trabajo fotográfico de este autor posee también un sustrato narrativo, que aúna la magia del lugar con el relato sobre el paisaje y sus moradores. El hombre y la Naturaleza se perciben en pulso constante en las piezas expuestas, captando el observador el agreste paisaje, la penuria de las labores agrícolas, la degradación del entorno natural, la inteligencia de la belleza. En los campos descarnados se libera el pensamiento, construyendo fantasías.
La obra de Javier Algarra posee un ritmo lírico de interesante reflexión, sobre el yo y el mundo.



























 








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada